Identidad Digital

Somos más libres, sí, pero también somos más responsables.

Seguramente muchos de nosotros hemos tenido o tenemos contacto con el mundo digital. Hay quien es usuario de redes sociales, que es activo en ellas o simplemente las utiliza como medio para informarse.

En cada interacción que realizamos dejamos un rastro o huella digital que forma nuestra propia identidad digital. Esta, se compone de una identidad cultural, personal, social o laboral. Por ello, debemos cuidar nuestra netiqueta, nuestro código de conducta.

Pero, ¿tengo identidad digital? ¿que pautas sigo para protegerla?

Siempre he sido una persona muy reservada, de aquellas que, antes de dejarse llevar por las tendencias del momento o las masas, les gusta informarse para tener una opinión propia.

Siempre he mirado, y sigo mirando, el mundo digital con mucho respeto. Soy consciente que todo aquello que subo a la red, ya sea una fotografía, un comentario o un simple like, deja de estar en mi control. Y, aunque existe la posibilidad de borrar este contenido, siempre queda registrado en los servidores. Por ello, mi presencia “personal” en las redes siempre ha sido escasa.

Como diseñador gráfico freelance he tenido que crear una identidad visual propia para mi página web, redes sociales o, por ejemplo, correos que envío a clientes. Siempre he intentado cuidar mi identidad digital. El contenido que comparto y cómo interactúo en mis redes sociales siempre ha sido pensado en un perfil profesional, por lo que cuido la imagen y el tono del mensaje.

Aunque soy consciente de que mi identidad digital no solamente está formada por los contenidos y acciones que realizo, sino que también depende de las aportaciones de terceros, siempre intento “monitorizar” y “controlar” aquello que se publica sobre mi identidad.

En un mundo totalmente digital, lleno de publicidad engañosa, estafas, virus, mensajes basura o falsas alertas debemos estar pendientes, saber detectar cuando un elemento puede afectar a nuestra identidad digital y tomar medidas de protección como:

  • Verifica la política de privacidad. Podemos configurar las opciones de privacidad de nuestro perfil en redes sociales y decidir quién tiene acceso a nuestras publicaciones.
  • Navega por sitios web seguros. Debemos asegurarnos que los sitios que visitemos tengan un certificado de conexión segura, https, protegida por una tecnología encriptada.
  • Utiliza contraseñas seguras. Siempre debe tener más de seis caracteres y estar compuesta por algún carácter especial. Se aconseja, además, tener una contraseña diferente para cada cuenta.
  • Actualiza el software regularmente. Actualizando nuestro software nos aseguramos de estar protegidos de nuevos virus que van apareciendo constantemente en la red.
  • Usa conexiones Wi-Fi protegidas. Es recomendable conectarse siempre a redes seguras con WPA o WEP.
No Comments
Leave a Reply